Día de la Paz

Deporte y solidaridad se dieron la mano la semana pasada durante la celebración del Día Internacional de la Paz y la no violencia.

En esta ocasión, los protagonistas fueron los escolares del C.E.I.P. Quintiliano, que salieron de las aulas para transmitir su mensaje de solidaridad disfrutando del atletismo, trasladando a la calle su acto principal y reivindicativo  de la celebración de la Paz. Una cita en la que el colectivo calagurritano colaboró con la ONG "Save the Children" y su proyecto para combatir la hambruna infantil en un país tan castigado por los desastres y en la actualidad por la alarma de la guerra, como es Níger, en pleno desierto de Sahel.

Las carreras de los más de 400 escolares que participaron en la jornada solidaria se transformarán en clínicas móviles, vacunas, alimentos y educación para los niños de esta zona de África. Durante la tarde del pasado día 30 de Enero, el Quintiliano dejó las aulas durante algo menos de dos horas, para correr arropados por muchos familiares que no quisieron perderse esta celebración, animando y siguiendo muy de cerca todas y cada una de las pruebas.

Los alumnos de tercero de Infantil fueron los encargados de levantar el telón y disputar la primera de las carreras, con un trazado de apenas 300 metros, con salida en la zona de la puerta de acceso al colegio, una trazada por la calzada de Valvanera, cerrada al tráfico, giro en las proximidades de Bebricio para regresar hasta la entrada del colegio, donde esperaba la meta que vivió una auténtica fiesta. Después fue el turno de los escolares de cuatro años y tras ellos la línea de salida estaba conquistada por los más pequeños del cole, que con sus tres años aportaron su granito de arena a la Carrera por la Paz con una carrera sprint de 100 metros.

Tras infantil, llegó el turno de los alumnos de Primaria desde el primer curso hasta los más mayores, los alumnos de sexto de Primaria, que fueron los protagonistas de la última de las carreras. Estos últimos tuvieron que completar cuatro vueltas al pequeño trazado diseñado para esta prueba. Cada alumno corrió dentro de sus posibilidades. Lo más importante no era cruzar en primera posición la línea de meta sino el objetivo principal y fundamental fue el mero hecho de participar, terminar la carrera, solos o con la ayuda de los compañeros o de los profesores, corriendo a pie o en silla de ruedas, cualquier manera vale para romper barreras.

Un esfuerzo que tuvo su recompensa en forma del apoyo que recibieron de toda la comunidad educativa, de todos los compañeros del colegio, e incluso de los vecinos que vieron con cara de asombro como por un pequeño espacio de tiempo su calle era el escenario de una carrera que unió a todos los alumnos y alumnas del Quintiliano practicando deporte por una buena causa.


   

Calendario Escolar 2018/2019  

   

Multimedia  

   

Método RULER  

   

   

   
© ALLROUNDER

Formulario de acceso